PAJARO + LA BIG RABIA en concierto

Ambigu Axerquia – Viernes 30 de Noviembre 2018

Descripción del evento Ya lo deciamos … un Gran Poder conlleva …. pues eso un gran concierto, el Viernes 30 de Noviembre la volvemos a liar ,
PÁJARO + LA BIG RABIA + sesion DuCancion en la cabina

 

PÁJARO – “GRAN PODER” (HAPPY PLACE RECORDS, 2018)

 

La vida es lucha. La vida es esfuerzo. El mantra continúa repitiéndose hasta el infinito y, cuando crees haberle perdido de vista, vuelve a asomar la punta de su nariz para susurrarte al oído que si trabajas duro puedes conseguir lo que te propongas. Posiblemente el mantra tenga razón, es viejo y sabio, como el diablo. Pero no toda la razón. Hay poderes que no se adquieren. Se tienen o no se tienen.

Pájaro, el grupo, lo tiene. Tienen el Gran Poder de transformar las cosas, cual mutantes inclasificables en un género musical, en un estilo u otro. Un Gran Poder que hay que saber engrasar, gestionar, dosificar y mostrar, para que el resto de los mortales sean capaces de asumirlo y disfrutarlo en toda su plenitud. Y Pájaro, el grupo, lo ha hecho. “Santa Leone” fue el debut con el que debería soñar cualquier grupo, la tarjeta de visita con olor a azufre, Semana Santa y mozzarela que dejó al personal con ojos como platos. “He Matado al Ángel” convenció todavía más a los convencidos y atrajo a los ausentes, a quien no había tenido la fortuna de cruzarse con sus canciones. Ahora, “Gran Poder” confirma en mayúsculas lo confirmado, fortalece lo que apuntaba a invencible y aporta a su cancionero nuevos temas para el presente y el futuro. Composiciones con recorrido, magistralmente trasladadas al formato físico y, muy pronto, ya mismo, a los escenarios.

¿En qué se diferencia “Gran Poder” de sus dos hermanos mayores? En todo y en nada. Ahí siguen esas estampas fronterizas enormemente sugerentes como las expuestas en “Corre, Chacal, Corre”, su paseo al trote por el manual de cómo vacilar a tus congéneres, marcando estilo (“Rayo Mortal”). Ahí se marcan un tango que Gardel no podría bailar (“Tangos del Mentidor”), recuperan para desfigurar y hacer suyas influencias de los 50’s (“El Tabernario”) y disponen que sus guitarras muerdan hasta llegara a la médula (enorme, el trabajo de Pájaro, el hombre, y Raúl a las seis cuerdas en canciones como “Lágrimas de Plata” o la tre-men-da “Yo Fui Johnny Thunders”, basada su parte literaria en la novela del mismo título de Carlos Zanón). Y ahí, cerca del ecuador de este “Gran Poder”, demuestran que aunque en ocasiones no lo parezca, tocan de pies en la tierra, recuperando el “A Galopar” que hizo inmortal Paco Ibáñez para recordarnos que Pájaro, el grupo, también está dispuesto a luchar junto a los más débiles (“Los Callados”). Que falta hace.

Se parece, por tanto, “Gran Poder” a los discos precedentes de Pájaro. Pero es diferente porque ellos no quieren pisar donde ya han pisado aunque el camino sea el mismo. Porque cada una de sus canciones tiene vida propia. Y las que se incluyen en su nuevo álbum son nueve dianas. Infalibles como el poder que estos sinvergüenzas atesoran y ahora muestran en publico.

 

 

 

ax-pajaro-guitar-2

 

 

LA BIG RABIA

• “El rollo es que se ponen a tocar y te tienes que cagar en Dios.”

La frustración, el desamor, y la impotencia de no ser escuchados, son los poderosos comburentes que hacen explotar a La BIG Rabia en Santiago de Chile, a mediados del 2011, cuando – con 21 años de diferencia etaria, y una gran devoción por la cinematográfica música de Nick Cave, Tom Waits, Cecilia La Incomparable, Sandro, Los Saicos, Perrosky, PJ Harvey y The Cramps -, Sebastián Orellana (voz y guitarra, 1989) y Vaniv X (a.k.a Iván Molina, batería, 1968) deciden concretar el poderoso dúo de blues, rocanrol y boleros que venían masticando desde que se conocieron, allá por el 2007, al Sur de su país.

En septiembre de ese mismo año, el combo debuta con el EP “La Bestia”, editado por Algorecords y producido por Perrosky, Álvaro Gómez y Felipe Ruz, leal sonidista creativo. Con el mismo equipo trabajan su exitoso primer LP “Congo Zandor” (2012), el disco de covers de música popular “el Ep de María!” (2013) y el single en vinilo 7” “El azote de Dios / Nenita, yo realmente te amo” (2013).

En el camino, el dúo es invitado al prestigioso festival español Primavera Sound 2013, dando dos celebradas actuaciones, y compartiendo cartel con figuras como Blur, Tame Impala, y su idolatrado Nick Cave and The Bad Seeds. En septiembre, la popular revista internacional Rockdelux los apunta como cabecillas de la esperada renovación iberoamericana de la música rock en español, en un completo reportaje.

 

 

Graban su segundo LP en junio del 2014, con la coproducción de Pablo Giadach, en sus Estudios Lautaro. “Leche & Mierda” es editado por Furtivo Records. En diciembre viajan a México para presentarlo, invitados al IndieFest Campeche. Suman un tour de 7 actuaciones por el DF, donde además registran el video para el single “Si tú no sabes lo que quiero”. A fines de mayo 2015, presentan su show en Argentina, generando cada vez mayor expectación dentro y fuera de Chile.

Empezando el 2016, el dúo vuelve a las manos de Felipe Ruz en los estudios Algorecords, para grabar con la producción de Pedro de Dios, guitarrista de los españoles Guadalupe Plata. Su guía, sabia y madura, resulta en “La BIG Rabia”, álbum que bautizan homónimamente y lo señalan como la primera muestra del sonido propio que siempre han buscado. Y es que el Lp entrelaza la pantanosa crudeza del blues y la visceralidad del punk rock, con la tristeza latina del bolero y la canción romántica de autor, ahora entendido como una marca del par irreverente.

Con el disco editado por Algorecords, regresan raudos a España, para presentarlo en una segunda gira peninsular. A mediados del 2017, la banda se instala en Sevilla, para tocar exitosamente en diversos festivales de la primavera andaluza, y grabar un nuevo Lp en los flamantes estudios del sello Happy Place Records. Anticipado por el lorquiano clip del sencillo “Mi compromiso”, “Boda Negra” se publica en mayo del 2018, y ya es reseñado como una obra portentosa, un flamante cruce de pasión y técnica, pleno de esa música que parece acompañarnos de toda la vida, absolutamente latina y románticamente oscura. Un nuevo paso en la consolidación de una de las bandas más sorprendentes de los últimos años…